Rechazan propietarios de calandrias de GDL nueva modalidad eléctrica
Este fin de semana se llevará a cabo la ruta estratégica para evitar que los 90 calandreros les quiten su vehículo tradicional.

 

  • Isaura López Villalobos

Propietarios de calandrias de Guadalajara, dicen no a la nueva modalidad eléctrica que la administración municipal de Enrique Alfaro Ramírez pretende establecer a finales del año, señalan que no aceptaran la propuesta de comodato debido a que en cada administración augura habría problemas.

En entrevista con EL OCCIDENTAL, el reciente secretario General Rafael Méndez Barajas de la Unión de Conductores de Carruajes de Alquiler dice que en caso de ser necesario podrían realizar una serie de acciones para mostrar su inconformidad.

Argumento que no están solos, han recibido apoyo por ciudadanos, turistas y por la Asociación de Charros de Jalisco “imaginese llenar la ciudad de caballos (…) vamos con todo”.

Aunque recientemente tomo las riendas de la Unión de Conductores ya comenzó a trazar la ruta a seguir para echar atrás la “imposición municipal”, dijo que acudirán a las Secretarías de Estado como turismo y cultura, con diputados del Congreso de Jalisco e incluso con regidores del Ayuntamiento de Guadalajara.

“Vamos a ir con todo a donde sea necesario, vamos a ir a cultura, turismo, diputados apenas estoy recibiendo pero créame voy con todo”, por lo pronto este fin de semana estarán recabando la ruta estratégica a seguir para evitar que a los cerca de 90 calandreros se les quite uno de los vehículos tradicionales de la ciudad tapatía, utilizado desde el siglo XX.

Aunque aún no contempla realizar manifestaciones, para evitar causar un daño a la población tapatía, reiteró: “Me han manifestado el apoyo la mayoría de charros de Jalisco se imagina el montón de caballos en el centro histórico, toda la gente del mercado Libertad, de San Juan de Dios por igual, mucha gente al ir pasando por la calles me dicen no se dejen, cuando ustedes gusten pongan un anuncio en face y toda la gente nos vamos a apoyar o sea sería una cosa muy grande”.

Pero antes de cerrar calles, y llegar a convertir las principales avenidas en caballerizas, Rafael Méndez Barajas busca el camino del dialogo y de apoyo por parte del autoridades del Poder Ejecutivo y Legislativo y de asociaciones.

Indicó que a un par de días de estar al frente de la Unión de Conductores de Carruajes de Alquileren Guadalajara no ha sostenido una reunión con el presidente municipal Enrique Alfaro, por lo tanto, estableció que los acuerdos sostenidos con el pasado dirigente Pedro Aguilar a puertas cerras no serán reconocidos debido a que el gremio de calendreros no fue tomado en cuenta.
Los dueños de las calandrias, comentaron que el Ayuntamiento les hizo llegar un documento de solicitud de permiso solicitando datos generales y asumiendo compromisos, en caso de no llenarlo como fecha limite la próxima semana “nos van a parar de trabajar”.

Los calandrieros entrevistados muestran su malestar al pretender quitarles su trabajo honesto por medio de amenazas.

Anuncios