EL MUNDO CHARRO

Mostrando ¡Gracias, mujeres entronas de a caballo, por ser constructoras de un mundo mejor...! ¡Enhorabuena...!.jpg
¡Gracias, mujeres entronas de a caballo, por ser constructoras de un mundo mejor…! ¡Enhorabuena…!

ROGELIO CANTO TELLECHEA

 

¡Pero del mesmo cuero, salen las correas!, porque en la realidad es menester saber que a doble garrocha, no hay toro valiente, pues concibo que la Charrería no es sola ni autónoma, pues es un Mundo Charro en donde estamos todos incluidos, sí, porque de él dependen industrias turísticas, gastronómicas, hoteleras, textileras, artesanales, vitícolas, de comunicaciones, periodísticas, de servicios, gobiernos, trabajadores en general, bancos, escuelas, financieras, automotrices y demás yerbas de olor, en pocas palabras, millones de ciudadanos, ¡no sólo unos cuantos chúntaros…!

¡Y como dijo Gestas!, Lito, el Mundo Charro, como los engranajes de un reloj, hasta los engranes locos, tienen que estar bien alineados por la derecha, así que derecho, Lito, haz un cuaderno de compromisos en donde todos le pongamos número a la casa, no cada quien para su cada cual, pues el potencial que hay en varios estados de la República, comprueba que sí se pueden alinear para que todos le pongamos Jorge al niño, pues de lo que se trata es de entender que el Mundo Charro tiene con qué darle ese valor organizado que todos estamos necesitando, pues ¡donde manda capitán, no gobierna marinero…!

¡Pero subiendo cerros y bajando lomas!, no nos cansamos de reconocer a esas hermosas mujeronas de gran cazuela y cuchara completa que con apasionada entrega y grande amor hicieron el milagro de apoyar a sus hombres, hijos, hermanos, sobrinos, entre otros, que pusieron muy en alto a la Charrería, con esos sabrosos guisos y con alimentos milagrosos como los frijoles de olla, sopas, menudos, moles, tostadas de carnes pa’que todos estuviéramos giritos, bien abitachados y a buen tranco, y por eso y más, ¡señoronas madres de más de veinte, ahora y siempre, gracias hasta el cielo, benditas sean…!

¡Y como dijo la Ti, Juana!, gracias a todos y cada uno de los señores charros que por todos los rumbos de Acámbaro y de los Yunaites Taites les están poniendo número al predio hasta de tres, ¡tres!, pos felicidades pa’todos, pues eso quiere decir que todos traen ganas de estar en la lista del reborujo Nacional hidalgueño, ¡pos suerte pa’todos!, ¡y no le aflojen la cola al toro, aunque se las perjume…!

 

¡Pero que chulas son todas!, pero saludamos a las hermanitas Blasco, de Puebla; a la señorona Gretel Hahn de Valdés; Maru Peña, de la Metropolitana; la Prieta Zermeño; a la Mali Jurado, a la señorona Cristina Morales de Álvarez; a la Maru García; a la Zoila Cárdenas Camarena; a la Jimena Sáenz, de Chihuahua; a la Giannina Galeazzi, de Puebla; a la Clotilde Esther Bello, entre otras hermosuras de a caballo, que la neta, como dijo la Tía Cleta, merecen toda clase de apoyos y reconocimientos a su apasionada entrega y la de otras santas y santos mentores, pues su labor ha hecho y seguirá haciendo constructividades, mil, ¡así que señores, apoyémosles en todo…!

 

¡Y como no es lo mismo, que lo mesmo!, urge una planeación más amplia y completa sobre los lienzos, su techado, modernización de servicios, salones de usos múltiples, teatros, juegos infantiles, jardines, fuentes, zonas gastronómicas, tiendas de artesanías y ropajes, salones y atenciones especiales para personas de la tercera edad, con pantallas televisivas, consultorios médicos, ambulancias, quirófanos para humanos y animales, así como macheros con bebederos de agua, con aires acondicionados, médicos, técnicos veterinarios y carretones para sacar del lienzo a algún caballo, charro o escaramuza lastimados, pues ya no estamos para andarnos con chiquitas, Lito, porque el respetable público merece eso y más para engrandecer todavía aún más lo nuestro, el Mundo Charro… ¡Pero por ahora, hasta aquí la trova…!

 

Anuncios