Los espectáculos se organizan con haciendas que patrocinan jinetes que suelen ser del mismo cantón.

 

Los espectáculos se organizan con haciendas que patrocinan jinetes que suelen ser del mismo cantón.

  • Miguel Castro
  • El Telégrafo
  • Edward Lara Ponce

En esta actividad participan hombres y mujeres. Ellos resaltan la destreza y el dominio del campesino sobre animales domados y chúcaros.

 

El rodeo montuvio es la forma de expresión cultural del hombre de campo. En San Jacinto de Balzar estas costumbres no solo se mantienen, también se fomentan.

Alcides Aguayo es un jinete que, junto con su equipo de competencia de la hacienda Monocongo, ostenta el tricampeonato como mejor vaquero del Guayas.

El hombre, de 32 años, está vinculado a estas actividades desde los 16 y participa en rodeos desde el 2009, debido al impulso de su familia y de su hermano mayor.

Los triunfos y las derrotas son la respuesta a la constancia, esfuerzo, sacrificio y dedicación que los jinetes ponen en cada encuentro, comenta Aguayo, mientras entrena para la próxima competición que se realizará en su natal Balzar.

“La preparación física es el fundamento para domar un caballo o montar un toro enfurecido, lo que podría terminar en una buena jornada o en una lesión de consideración con animales que nos superan en peso y fuerza”, dice.

La familia sigue sus pasos en muchos de los sitios en los que participa, aunque a uno que no pudo ir fue a México, donde fue invitado en el 2016 para una presentación de las costumbres de los charros (hombres de campo del país azteca) y de los montuvios ecuatorianos).

“Nosotros arriesgamos la vida en cada montuviada. Esto es parte integral de nuestra vida, de nuestras costumbres.

Es lo que somos en el campo”, comentó. Para Eusebio Plaza Olvera, administrador de la hacienda Monocongo, ubicada en el km 125 de la vía Balzar-El Empalme, representar a los balzareños es un orgullo.

“Esto lo entienden  hombres y mujeres del campo”. Plaza asegura que las participaciones se realizan con equipos de 6 a 7 integrantes.

Algunos toros son cruzados con sementales ingleses. “En la montuviada es  solo la persona con el animal, esto permite que el caballo se luzca al igual que el jinete”.

El caracoleo, cepo, monta de toro, domada de caballo chúcaro, lazo pial son algunas de las disciplinas que se practican y que son reconocidas a nivel mundial.

El rodeo es un atractivo turístico que se aprovecha, pero que sí deben tener mayor difusión, comentó  Plaza mientras desmonta a uno de los ejemplares que participará en el próximo rodeo.

Sobre esta actividad, Napoleón García, coordinador general de la VIII Feria de San Jacinto de Balzar, detalló que realizará  el 4, 5 y 6 de agosto.

En este evento habrá desde competencia de ordeño. Se calculará por peso hasta la elaboración del queso más grande de Sudamérica.

Agregó García que este rodeo es, sin duda, la apertura de las festividaes patronales de San Jacinto de Balzar, que serán 14-15 y 16 agosto.

Los visitantes podrán disfrutar de música en vivo con grupos musicales y orquestas en la plaza de rodeos que fue inaugurada en 2016, y que abarca 32.000 metros cuadrados, donde se reunirán representantes de Guayaquil, Santo Domingo, Balzar, Manabí, Machala, Arenillas, Bucay, entre otros sitios del Ecuador.

El costo de ingreso será de $ 1 para los menores de hasta  10 años y $ 2 para adultos. Se espera que en los 3 días de celebraciones lleguen unos 40.000 asistentes a un evento que resaltará la pasión del hombre de campo.

Anuncios