Charrería al Día

  • Ramón González Barbet
  • Milenio Diario

 

Desafortunadamente para la charrería de Querétaro, el presidente municipal Marcos Aguilar confirmó que el Lienzo Charro Constitución de 1917 fue vendido al mejor postor.

Ese recinto fue construido especialmente para el LXXI Congreso y Campeonato Nacional Charro 2015; sin embargo, todo dio un vuelco con el cambio de gobierno y de partido político en el poder del estado, y lo que era de color negro ahora es blanco, quedando nuestro deporte nacional, los charros queretanos y su afición, relegados.

Porque a su presidente municipal, que por cierto no cuenta con buena imagen entre sus gobernados, no le interesa la afición, su historia, sus tradiciones y la charrería, que recientemente fue nombrada Patrimonio Cultural Inmaterial por la Organización de Naciones Unidas (ONU), y únicamente ve por sus intereses personales, así como los de grupo y de partido.

Todo este proceso de venta del lienzo charro inició hace más de un año, pero nunca se hizo nada por parte de la charrería organizada queretana, ni del presidente de Unión de Asociaciones Charras (PUA), Antonio Quiroz Urbiola, quien apenas hace 15 días inició sus
movilizaciones para evitar algo que ya estaba finiquitado; así que tan responsable es uno como el otro.

POR FIN HAY CONSECUENCIAS

Se está tomando el camino correcto para desenmascarar a los que se han servido de la charrería como deporte, ya que la semana pasada comenté la expulsión de Salvador de la Llata Mercado, de la Agrupación de Charros Regionales de La Villa, porque nunca se le dio la gana entregar ni un solo documento que avale su gestión como presidente de la Asociación en 2016.

También en la Federación Mexicana de Charrería (Fmch) han hecho valer las palabras, que Leonardo Dávila Salinas dijo al momento de tomar posesión como presidente nacional: “No habrá cacería de brujas, pero tampoco complicidad, ni impunidad”,
situaciones que por su propio peso están saliendo a la luz pública y será en poco tiempo que los malos manejos del Consejo Directivo anterior, encabezado por Miguel Pascual Islas, se aclaren, para que cada quien cargue con la responsabilidad que tiene, de acuerdo a los estatutos y normas de la Asociación Civil que tuvieron a su cargo, ya
que se están tomando las medidas jurídicas para evitar cualquier abuso contra la institución.

En Estados Unidos también se cuecen habas, ya que el actual coordinador nacional, Alejandro Gómez, informó a este medio que los dirigentes del cuatrienio 2012-2016, Alejandro Galindo y Roberto Silva, ex coordinador general y ex tesorero, respectivamente, se han negado a entregar el informe de tesorería, administrativo y deportivo de su gestión.

Esta grave situación para la charrería federada prácticamente se había hecho costumbre, ya que los que no cumplían con lo requerido, simple y sencillamente se iban como la fresca lechuga y no había quién los evidenciara.

Con el actual Consejo Directivo 2017-2020 se está sentando un precedente en la historia de esta federación, que será un gran legado para ésta y otras que actúan de la misma forma, y los que vengan a ocupar este cargo tengan en cuenta lo que puede ocurrir si no
cumplen

Anuncios