• ADN Informativo

La Asociación de Charros se quedó sin espacios para la práctica del deporte nacional, nombrada por la Unesco como Patrimonio Intangible de la Humanidad. Charros de 51 asociaciones, encabezados por el presidente de la Unión de Asociaciones de Charros del Estado de Querétaro, José Antonio Quiroz Urbiola, llegaron este martes al Palacio Municipal de Querétaro a solicitar a las autoridades un lugar en el que puedan prepararse en las suertes charras y mantener esta tradición.

Lo anterior debido a que la autoridad municipal consideró necesario vender el inmueble, por supuestas deficiencias en la construcción y el deterioro de las mismas.

Así, el municipio, destinó los recursos producto de la venta del lienzo charro, a programas prioritarios para la población.

El grupo representativo de los charros queretanos solicitó exponer sus demandas en la sesión de Cabildo queretano de este martes, pero su petición no fue concedida aunque fueron recibidos por los coordinadores de los regidores del PRI, PAN y Morena.

Luego se reunieron con el secretario de Ayuntamiento, Rafael Fernández de Cevallos y Castañeda.

Los representantes de los tres grupos políticos se comprometieron a buscar una solución, ante la desaparición del lienzo charro, para fomentar el llamado deporte nacional.

Acordaron una nueva reunión para el próximo miércoles 19 del presente mes, con la asistencia el edil de Querétaro, Marcos Aguilar Vega. Federico Alcocer, socio de la Asociación de Charros Hacienda Jesús María, subrayó a los representantes del Cabildo el aspecto cultural que entraña la charrería, así como la derrama económica que trae al estado las actividades que se derivan de este deporte.

Los representantes de las organizaciones de charros realizaron una cabalgata por el Boulevard Bernardo Quintana, hasta llegar a la Presidencia Municipal de Querétaro, con el objetivo de dar a conocer a la población la situación que enfrenta la charrería del estado.

En el estado existen más de 80 lienzos charro, pero son privados y limitan la promoción y permanencia de este deporte tradicional mexicano, mientras que el de Querétaro era público.

Quiroz Urbiola precisó que la ciudad de Querétaro contaba con su lienzo charro, pero debido al crecimiento de la ciudad, las autoridades municipales ofrecieron construir nuevas instalaciones, de primer nivel, en el Parque Bicentenario, en la delegación de Santa Rosa Jáuregui.

La construcción no fue concluida y, por tanto, nunca se le ha podido dar uso y hoy, los charros queretanos exponen la necesidad de un lugar para sus actividades.

Anuncios