Mérida.- Hablar de la charrería es, en general, estar empapado, conocer o investigar sobre este deporte mexicano por excelencia, y esto último es lo que hizo el periodista yucateco Marco Antonio Sánchez Solís, quien este viernes presentó su libro Charrería “La mexicanidad en Yucatán”.

Un ejemplar como él mismo lo describe, no busca ser la “biblia” de la charrería ya que sólo es una pequeña contribución de uno de los deportes más bellos del mundo, 100% mexicano y que ha contribuido a crear una identidad nacional.

Acompañado de Fausto Sánchez Rosas, maestro de historia; Hugo Peniche, compañero periodista y Juan Sosa Puerto, director del Instituto del Deporte, así como de familiares y amigos de profesión, Sánchez Solís señaló que éste fue un tiraje de 100 ejemplares y es ante todo un libro de consulta para los periodistas deportivos.

Sánchez Rosas elogió al libro y su autor a quien señaló como una persona que se especializa en investigar temas vírgenes, abriendo de esa manera la puerta para que otros periodistas continúen con otra investigación exhaustiva que le dé continuidad a ésta.

Dijo que la charrería es muy poco practicada en Yucatán y la práctica, quien se dice un enamorado de la tierra, de sus raíces y quienes tienen desde luego una posición holgada.

Habló también la importancia que tuvo la charrería en la época de oro del cine mexicano que también se plasma en este libro y en el que hace mención de Jorge Negrete, Antonio
Aguilar y el mismo Pedro Infante, entre otros.

La charrería en nuestro estado de acuerdo al libro llega a finales del siglo XX y donde el arraigo no fue tan fácil y se da porque ya que algunos personajes que tienen gusto por este deporte vienen a vivir a la entidad.

El ejemplar también plasma la entrevista a cuatro personajes amantes de este deporte, Fernando Ponce García, Pedro Solís Cano, Emilio Bolio Tapia y Guillermo Camargo Tapia.

Hugo Peniche enfatizó que este libro es de lectura dinámica y permite ver con sus palabras un México pre y post revolucionario y recordó un adagio muy cierto….”un hombre tiene que hacer tres cosas en la vida, sembrar un árbol, tener un hijo y escribir un libro”, y Marco ha cumplido con las tres encomiendas.

Juan Sosa Puerto dijo en su intervención que la investigación de este libro habla bien de Yucatán que cuenta con varios clubes de charros en Mérida e interior del Estado y agregó que el gobierno del Estado se suma al esfuerzo de Sánchez Solís de hacer algo diferente, pero de gran interés para todos los amantes y no amantes de la charrería.

Ahora le falta dar continuidad con otro libro de las escaramuzas que también forma parte de la charrería mexicana.

Anuncios