Agencia MVT/ Karina Salgado

TOLUCA, México, 12 de Junio.- Lo que empezó como una admiración, gusto y pasión por la charrería desde los ocho años de edad, pronto se convirtió en sueño hecho realidad, formando parte de un equipo profesional de escaramuzas en la entidad mexiquense.

Así lo relató Paulina Guadarrama Vargas integrante del grupo de escaramuzas Villa Roatán, de 19 años de edad y estudiante del sexto cuatrimestre en Ingeniería en Energía por la Universidad Politécnica Del Valle de Toluca (UPVT).

El grupo de charrería femenil abrió sus filas el 23 de febrero de 2016, formando un grupo joven de escaramuzas integrado por amigas que tenían la capacidad y habilidad de montar a caballo, donde a más de un año de su creación la agrupación ha ganado el Campeonato Estatal de Escaramuzas 2016 y 2017, fueron semifinalistas nacionales en Chiapas 2016 y finalistas del Campeonato de Excelencia.

La amazona oriunda de la capital mexiquense detalló que practicar la charrería como deporte es una experiencia grata, ya que es una actividad que combina la feminidad por la elegancia al momento de portar su vestimenta y montar el caballo, combinada con la fuerza, equilibrio, técnica y sincronización al presentar sus rutinas en cada competencia a la que asiste.

“Practicar este deporte es una emoción súper padre, desde que te vistes y te pones tu traje, te arreglas y subes al caballo, ya que demostramos ser femeninas por ir montando con las dos piernas de lado y ser delicadas, pero detrás de ello es una actividad se requiere de fuerza, equilibrio y decisión en la mano para saber llevar el control del animal, y sincronización con tus compañeras al momento de ejecutar las rutinas”, dijo.

Puntualizó que además de poseer buena técnica y habilidades en este deporte ecuestre, una de las principales claves es tener excelente conexión con el caballo, amarlo y tenerlo en buenas condiciones de salud, para que las presentaciones salgan como se espera, ya que si no existe dicha conexión la práctica se dificulta y resta mucho en la calificación por equipos.

“Amar y tener una excelente conexión con tu caballo es una de los principales elementos para poder ser escaramuza, tienes que tener ese binomio perfecto para que tus actividades te salgan como esperas, sufres en verdad cuando tu animal está mal o enfermo, ya que es complicado poder acoplarte con otro caballo, circunstancias que me han pasado en varias ocasiones a lo largo de mi carrera como escaramuza, pero que he podido sobrellevar gracias a Dios”, detalló.

Finalmente, Guadarrama Vargas comentó que, además de practicar la charrería y ser estudiante de la Ingeniería en Energía, es una promesa dentro del deporte del Estado de México, ya que también práctica el fútbol americano en bikini en el equipo Red Devils, jugando de línea ofensiva, defensiva y centro, siendo ejemplo para los jóvenes de la entidad para ocupar su tiempo en actividades que la hacen crecer como ser humano, apegándose al deporte y no a actos negativos de la sociedad.

“Es muy chistoso, porque de verme en vestido y tapada hasta el cuello por la charrería, algunas ocasiones mis amigos y familia me ven en bikini y haciendo un deporte más rudo, totalmente distinto a lo que llevo haciendo toda mi vida, pero creo que si tienes talento y ganas de practicar algún deporte explotas al máximo tu talento y sobresales en ambas cosas, ya que nada es imposible en la vida; preferible tener tu tiempo ocupado en cosas buenas a no hacer nada de tu vida”, finalizó.

Anuncios