Grandes porciones de adrenalina son generadas por audaces mujeres que han sabido conservar una de las prácticas con mayor arraigo en nuestro país, la charrería, deporte nacional por excelencia, en que valentía, tenacidad y destreza son virtudes indispensables para lanzarse al ruedo.

Platicando con Carolina Maldonado, linda jovencita de la escaramuza de San Luis Potosí, ella nos comparte su experiencia como Adelita, “Me gusta la charrería porque es un deporte que representa nuestras costumbres y cultura, lo veo como una forma en que más personas se puedan enamorar de México y sentirnos orgullosos de nuestras raíces”

La charrería se remota a una gran pasión, marcada por el misterio, la necesidad y la fascinación. Su origen surge en la época colonial, cuando el uso de los equinos sólo estaba permitido a los españoles y criollos.

Carolina, se integró a la escaramuza con la intención de trabajar en conjunto con un caballo, 7 compañeras más y 7 caballos más. “¡Es difícil! pero muy bonito. El mayor miedo de todas las que montamos, es caerse, pero poco a poco estoy adquiriendo habilidades para evitar el miedo”.

Agregó Carolina, “No es tanto acostumbrarse al caballo si no el tenerle confianza y crear una conexión con él, porque tanto yo necesito de él como él de mi para que las cosas salgan bien”.

Actualmente la Charrería es considerada como uno de los deportes más completos que pueden realizarse al aire libre y sigue practicándose de forma cotidiana y profesional en el campo y en las ciudades, donde el mundo laboral es cobijado por la hermosa indumentaria charra.

“Yo sí creo que la charrería sí es para las mujeres, porque es un deporte en el que no existe una rivalidad entre hombre y mujer, si no que al contrario se complementan, es un deporte muy familiar del que pueden disfrutar todas las personas”.

Agrega Carolina: “Cuando salgo al ruedo me gusta mucho sentir el apoyo del público, de mi equipo y por supuesto de mi familia, ellos son lo más importante para mi. El equipo hacemos una fuerza que se ve reflejado en un trabajo de dedicación, disciplina y esfuerzo. Son muchas las personas que están detrás de todo. Y la satisfacción que recibimos es el aplauso y cariño del público”.

 

Anuncios