Dicha iniciativa tiene como objetivo proteger la tradición deportiva de la charrería, misma que ya se encuentra reconocida por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

La Paz, Baja California Sur (BCS). Con la finalidad de proteger la práctica de la charrería en Baja California Sur, durante este jueves 1 de junio, se presentó ante el Congreso del Estado, una iniciativa que tiene como objetivo declarar al deporte como Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado, tomando en cuenta que dicha actividad se practica por más de 20,000 charros en todo México.

Vale la pena mencionar que desde 199, la actividad fue incorporada a la Comisión Nacional del Deporte (Conade), puesto que más de 20,000 personas practican la charrería de manera recular, ya sea por competencia o para la recreación, por tal motivo, en noviembre del 2016, fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

A su vez, el diputado Sergio García Covarrubias, indicó que dicha disposición ha sido aprobada en los estados de Querétaro, Tlaxcala, Estado de México, Zacatecas, Colima y Tabasco, con la finalidad de preservar la cultura, así como fortalecer los valores y tradiciones de los pueblos.

En ese sentido, se explicó que el Patrimonio Cultural Inmaterial es aquel que se transmite de generación en generación con el fin de recrear una interacción con la naturaleza y la historia de las comunidades, mismas que son objeto de identidad y continuidad, los cuales contribuyen en la diversidad cultural y creativa.

Por su parte, en el estado se tiene registro de diferentes asociaciones civiles en La Paz, Los Cabos y Comondú que se encuentran dentro de la Unión de Asociaciones de Charros de BCS, avalada por la Federación Mexicana de Charrería.

Fianlmente, se enfatizó que la actividad se ha consolidado como una tradición a lo largo de la historia, producto de una cultura con grandes raíces, por lo que se debería trabajar para preservar su integridad, sin alterar los fundamentos y códigos que le rigen.

“Una identidad entre el hombre y su caballo, un vínculo que enlaza al hombre y a la mujer con México, pues siempre se ha dicho con todo orgullo que ‘vestirse de charro es vestirse de México’” indicó el legislador.

Anuncios