• 20 minutos

El desarrollo, evolución y consolidación de la charrería en el estado de Coahuila ha sido cuidadosamente ilustrada en el libro “Estampas bizarras de la charrería en Coahuila”, de Amador Peña Chávez y Guadalupe Falco de Martínez.

Durante la presentación del ejemplar, en la Casa de Coahuila, los autores explicaron que el ejemplar tiene detrás 10 años de investigaciones durante los cuales rastrearon la presencia del charro en cada una de las regiones del estado.

“Se trata de un libro que rescata valores y difunde nuestras raíces y tradiciones, ya que la charrería es una práctica que nos identifica como mexicanos”, expresó Falco.

En su oportunidad, la secretaria de Cultura de Coahuila, Ana Sofía García Camil, celebró la aparición de este volumen que se adentra en el conocimiento de la charrería, deporte nacional declarado por la UNESCO en 2016 como Patrimonio Cultural de la Humanidad, por su gran riqueza histórica y cultural y ser elemento importante de la identidad mexicana.

En sus 296 páginas, el volumen reúne 242 fotografías en las que el lector encontrará el origen y evolución de algo tan nuestro como la charrería en las distintas regiones ganaderas de un estado que es vaquero por excelencia, sostuvo Amador Peña.

Imágenes antiguas que datan de 1932 y rescatan las raíces de la charrería en Coahuila, presentando a los charros más viejos, pero también detalles interesantes sobre los ajuares, las partes del sombrero o los tipos de espuelas.

El lector conocerá datos curiosos como el hecho de que el traje de gala del charro fue diseñado por Maximiliano; de dónde surgió la famosa Adelita, que en realidad era enfermera, o la importante participación que tuvieron los jinetes coahuilenses en la Intervención Francesa.

Si bien ya existen libros dedicados a la charrería en municipios como Monclova o Saltillo, “Estampas bizarras de la charrería en Coahuila” es el primero que aborda la historia de esta práctica en todo el estado, destacó la Secretaría de Cultura federal en un comunicado.

Anuncios