Despiden en UPAEP a Rafa Alfaro, víctima de la inseguridad en Puebla

Los maestros aseguraron que era un apasionado a la charrería y excelente estudiante. El joven soñaba con tener un enorme rancho lleno de caballos. Rafael pasaba su tiempo libre en la Posta de la UPAEP.

  • Eduardo Sánchez Montero

Apasionado a la charrería, buen estudiante y con un futuro prometedor, es como maestros y compañeros de la carrera de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) recuerdan a Rafael Alfaro, quien fue asesinado junto con su padre del mismo nombre, la madrugada del domingo al intentar frustrar un asalto en su negocio, la pozolería Los Ángeles.

Anteriormente, el joven de 24 años de edad había probado la misma carrera en el campus Tecamachalco de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), sin embargo, la zona no fue de su agrado y pronto regresó a la capital del estado.

Fue así que se inscribió en dicha institución privada. Nunca desistió de estudiar veterinaria ya que los animales eran su pasión.

Soñaba con tener un enorme rancho lleno de caballos. Rafael pasaba su tiempo libre en la Posta de la UPAEP, que es un espacio usado por médicos veterinarios para ayudarlos con investigación, así como con el cuidado de los animales, contó a CAMBIO José Luis Escobedo, director de la Facultad de Medicina Veterinaria de la institución.

Condenan doble asesinato

‘Sus compañeros están tristes y enojados’, refirió el catedrático al ser cuestionado sobre las muestras de apoyo que compañeros han tenido con la familia Alfaro. Rafael tenía muchos amigos en distintas carreras debido a su simpatía y entrega por el jaripeo.

Como comunidad, se ha expresado la preocupación por el aumento de la delincuencia, así como la presencia de grupos delincuenciales que ya no permiten que una familia cene tranquilamente sin el riesgo de ser asaltados o baleados.

Ayer se celebró una misa en la capilla de la UPAEP, en memoria de Rafael y su padre. En su intervención, el decano de Ciencias Biológicas, Mariano Sánchez declaró que se buscará apoyar a la familia tratando de incorporar a su hermano, Alejandro Alfaro –quien se encuentra cursando la carrera de Ingeniería Industrial en otra escuela– a la UPAEP.

Durante la misa estuvieron presentes Josefina Espino, madre de Rafael y sus hermanos: Alejandro y Eduardo, quienes fueron acompañados por el rector de la institución, Emilio José Baños.

Anuncios