La falta de marcas en los animales dificulta denuncia: Quiroz

El inicio de denuncias por robo de ganado vacuno y equino se dificulta debido a que los propietarios omiten realizar el registro o marcaje de sus animales, con lo que se permitiría a autoridades dar seguimiento de investigación, reconoció José Antonio Quiroz Urbiola, presidente de la Unión de Asociación de Charros del estado, quien dijo que este sector se sigue viendo afectado por el abigeato.

Detalló que los robos de caballos así como de equipos y vehículos empleados por las asociaciones charras se sigue registrando en la entidad, con mayor frecuencia entre agrupaciones de San Juan del Río; sin embargo, reconoció que son pocos los afectados que deciden interponer una denuncia.

Agregó que el robo de caballos puede ocasionar que los grupos charros se vean limitados a tener actividad, en tanto no reúnen los recursos para adquirir nuevos equinos, adiestrarlos y tenerlos listos para las suertes charras.

“El robo de ganado ha sido un problema que ha vivido de cerca la charrería, hemos tenido casos de robo de caballos pero también de ganado de nuestros asociados, son cantidades económicas considerables las que pierden los charros y eso en muchas ocasiones les limita para que están participando de forma continua en los torneos”.

Los caballos adiestrados para la práctica de suertes charras tienen un valor que va de los 25 mil a 400 mil pesos, según la raza.

Una de las alternativas de quienes se dedican a esta actividad, es contratar seguros para sus animales, en caso de que sean robados o sufran afectaciones físicas irreversibles durante su actividad en los ruedos.

Quiroz Urbiola dijo que en la mayoría de los casos, se presume que los caballos robados son sacrificados en rastros clandestinos para la venta de producto cárnico.

Anuncios