CHARRERÍA AL DÍA

  • Ramón González Barbet
  • Milenio Diario

Con la segunda Junta Mensual Ordinaria de la Federación Mexicana de Charrería (Fmch) del 29 de marzo, presidida por Leonardo Dávila Salinas, pudimos ver el gran interés de los diferentes elementos de la charrería federada, ya que el presidente nacional estuvo acompañado de gran parte de su Consejo Directivo, además de 25 Presidentes de Unión de Asociaciones Charras (PUA) de cada entidad, y algunos elementos de Estados Unidos.

Según el informe de Dávila Salinas, prácticamente están trabajando a marchas forzadas, ya que todo venía desfasado, con motivo del retraso del proceso electoral, aunque otro elemento que también ha influido es la falta de información de la administración anterior.

En cuanto al 83 aniversario de la Fmch manifestó que dio buenos dividendos deportivos, ya que los tres primeros lugares rebasaron puntuaciones de excelencia; y por lo que corresponde a la parte económica, apenas lograron cubrir los gastos.

Por otro lado, Lito Dávila aprovechó la reunión nacional para invitar a cada uno de los elementos federados a crear unidad, certidumbre y confianza para buscar mayores beneficios, y a los PUA los exhortó para que inviten a la familia charra a federarse nuevamente, dándoles la confianza necesaria y un buen ejemplo a seguir, porque según dijo, se debe ampliar la fuerza de nuestro deporte nacional con respeto y unidad, que son la base de su Consejo Directivo.

En otros asuntos, desafortunadamente aún se arrastra la falta de información que no ha entregado la pasada administración de Miguel Pascual Islas.

Haciéndose público que cuando los dirigentes en turno se encontraban festejando el 83 aniversario de la Fmch en la ciudad de Zacatecas, Pascual Islas y Arturo Marín Alcántara ingresaron furtivamente a las instalaciones de la federación para sembrar los cuadernos de compromisos de los Congresos Nacionales 2013, 2014 y 2015, además de fotocopias de Chiapas 2016, actitud que una vez más confirma la falta de compromiso y seriedad de esos ex dirigentes.

Otro punto importante que se trató fue el de establecer la sede del 73 Congreso y Campeonato Nacional Charro 2017, ya que Querétaro no ha firmado el cuaderno de compromisos, a pesar de haber aportado 3 millones de pesos al Consejo Directivo anterior, para ser sede de este magno evento, situación que lo pone en riesgo, porque Hidalgo, Zacatecas y San Luis Potosí son grandes aspirantes al acontecimiento anual más importante de la familia charra.

En cuanto al informe del secretario de Tesorería y Finanzas, Lorenzo Vargas Soltero, hizo un comparativo de gastos de 2016 y 2017 entre febrero y marzo, obteniendo una diferencia de 1 millón 820 mil 270 pesos extra, que gastó indiscriminadamente la administración anterior, situación que se aclarará con la auditoría que se está realizando en la Fmch.

Anuncios