Señalaron que en el caso de las corridas de toros, lo que debe hacerse es reglamentar la edad para acceder a las mismas

  • Edoardo Manzanilla

Mérida, Yucatán, 22 de marzo de 2017.- Los torneos de lazo jamás serán apoyados por la Charrería, aseguró el Presidente de la Unión de Asociaciones de Charros en Yucatán, David Berlín Arce, tras indicar que entre los charros y los toreros existe “una vinculación permanente”.

Señaló que mientras no exista una agresión y se ponga en riesgo a los caballos y toros de manera intencional, la Charrería, definitivamente, apoya a cualquier actividad taurina.

Cuando se actúa arriesgando la integridad del equino o del toro apropósito, la charrería nunca va a apoyar eso”, insistió.

Ante esa declaración, durante entrevista, se le recordó que en las corridas de toros – variante de la tauromaquia – se lastima y mata al toro de manera intencional, a lo que respondió que en ese caso está establecido a nivel mundial que así sea, y lo que se debería hacer es reglamentar la edad para el acceso.

Como se ha informado anteriormente, la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (PROFEPA) emitió una recomendación al Gobierno del Estado de Yucatán, para que erradique la realización y promoción de los eventos denominados “Duelos de Lazos” o “Duelo de Ganaderías” en la entidad, por ser actos de crueldad y falta de trato humanitario a los animales.

Incluso el ombudsman, José Enrique Goff Ailloud propuso al Congreso del Estado reformar la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, los Códigos de Familia y de Procedimientos Familiares del Estado, a fin de evitar la entrada de menores de edad a espectáculos violentos, como las corridas de toros.

“La Charrería no apoya los torneos de lazo, en esos espectáculos estas llevando a un caballo a ponerlo en riesgo.

Los toros de torneo de lazo son lo que ya mataron a un caballo, o ya agarraron mal a un torero, y ya saben por instinto, ya probaron el sabor de la sangre, los enseñan a ser más bravos e irse sobre los caballos, eso está mal, no es correcto, y jamás lo va a aprobar”, sentenció David Berlín Arce.

Por lo que el presidente de la Unión de Asociaciones de Charros en Yucatán, recomendó recortar las puntas de los cuernos de los toros, o bien, ponerles un protector para que no lastimen a los equinos, ya que la finalidad de estos espectáculos es demostrar quién es el mejor lazando, no arriesgar o “sacrificar” a los caballos, y mucho menos promover la violencia. “La persona que le tenga amor a un caballo no los lleva (a los torneos de lazo), quien los lleva los está exponiendo, solo quieren por ego ser el mejor que se burló del toro, no torearlo, que no es lo mismo”, señaló.

Al respecto, explicó que los torneos de lazo han cambiado con el paso del tiempo, pues antiguamente se “regalaba” un toro como ofrenda a la iglesia, el cual era de cría y no de casta, es decir, era para comer, y no para matar, y sólo se medían las capacidades de lazar, para después sacrificar al toro fuera del ruedo y vender su carne. “Ahora se ponen a toros peligrosos”, consideró.

La tauromaquia se “cuelga” la Charrería

A principios de enero, un grupo taurino llamado Unión de Ganaderos de Reses Bravas en Yucatán, con la justificación de que una tradición vale lo mismo que la vida de una animal, y que si la Charrería ya fue admitida como patrimonio intangible, la tauromaquia también debería ser considerarse como tal.

Por lo que presentaron una propuesta ante el Congreso del Estado para que los espectáculos de lidia sean considerados “Patrimonio Intangible del Estado de Yucatán”.

Al respecto, esta tarde se le preguntó al Presidente de la Unión de Asociaciones de Charros en Yucatán, David Berlín Arce, que opina que los grupos taurinos se estén “colgando” de la Charrería para conseguir el estatus de patrimonio intangible, a lo que respondió que mientras estén bien reglamentados, la asociación de Reses Bravas está en su derecho de solicitar ese reconocimiento.

Yo siempre he opinado que la mejor forma de trabajar es reglamentados – dijo – si la asociación de Reses Bravas pretende regularse están en todo su derecho, pero hay que tomar en cuenta que para que eso suceda el Congreso tiene que aprobarlo, y para eso tienen que pasar una serie de pruebas.

Reiteró que incluso los torneos de lazos, de estar bien organizados y con una reglamentación correcta, podría ser un espectáculo positivo, y si cumplen con las indicaciones del Congreso del Estado, los legisladores podrían votar a favor para que sea patrimonio de Yucatán.

En ese sentido, reiteró que nunca se debe buscar lastimar a los animales de manera intencional, y lo que se debe buscar sería únicamente mantener una tradición, pues la gente que acude a esos espectáculos no está obligada a asistir o no y lo hace por puro gusto.

“Me gusta la tauromaquia, pero llegó un momento en que me hice de lado, promuevo la Charrería porque no estoy del todo convencido de la tauromaquia, pero respeto su creencia como pido respeto por la mía”, indicó el charro.

El Machismo bien aplicado es bueno, dicen los charros

En otro tema, Berlín Arce dijo que “el charro es machista por naturaleza (sic.)”, al explicar que el machismo es criticado cuando éste segrega a la mujer, pero en el caso de los charros es una cuestión de respeto y cuidado hacia las féminas (sic.).

Critican mucho al machismo cuando éste segrega a la mujer – señaló – el charro es machista por naturaleza, el charro por naturaleza cuida a su mujer, el charro va atrás de la mujer, cuidando a su mujer, y no va permitir que a su mujer le pase nada.

El charro va a pie y la mujer va a caballo, eso es un machismo bien dirigido. Pidió no confundir el machismo que denigra a las mujeres, con el tipo de acciones que como charros tienen hacia las féminas, explicando que si es el machismo es bien aplicado es ser un caballero (sic.)

Tras aceptar que los charros son considerados – incluso entre ellos – como “el clásico macho mexicano” dijo que le encantaría que el termino machismo se cambie por “mexicanismo” (sic.) porque no se busca dividir géneros entre “machos y hembras”, sólo es una costumbre de proteger a sus mujeres.

“De hecho me ha tocado ver que a un charro, en un mal momento de copas, discuta con la pareja, lleguen tres charros y lo calmen, es algo común, no se permite ni se aprueba la agresión hacia la mujer”, contó durante entrevista.

Incluso dijo que el charro que agrede a una mujer es segregado de la Asociación Charra, porque a una fémina “se le atiende, se les cuida, se les protege y van por delante ante todo”.

Reconoció que las escaramuzas –mujeres que practican la charrería- en Yucatán tienen mejor nivel que los hombres y son más reconocidas en esa práctica.

Cuando van a entrar las mujeres el restaurante se vacía, y con nosotros aprovecha a ir al baño – dijo, para después agregar que – Aunque nos duela un poquito reconocerlo, en Yucatán la mujer tiene mayor nivel deportivo que el hombre en la Charrería.

Finalizó diciendo que el arte de las escaramuzas es llamado ballet a caballo, porque si bien no van al ritmo de una canción, hay un fondo musical con el que presentan una serie de ejercicios muy complejos, que a un charro le costaría trabajo realizar.

“Están arriba de un animal de 500 kilos arriesgándose y haciendo cosas que a un charro le costaría trabajo”.

Buscan reavivar la Charrería Durante conferencia de prensa convocada por La Unión de Asociaciones de Charros en Yucatán, se anunció que iniciará la organización de circuitos en el estado, que buscan seleccionar a los mejores charros yucatecos para que representen a Yucatán en las competencias nacionales.

Se informó que el circuito consta de tres competencias, y en cada una se repartirán 30 mil pesos a los primeros lugares.

Cuando se decida quién es el ganador máximo que representará al estado, se le entregarán 65 mil pesos adicionales.

La competencia estatal será el 5, 6 y 7 de mayo, en el lienzo charro El Coraje ubicado en Mocochá. La Primera competencia del circuito será este sábado y domingo de 10 de la mañana a siete de la noche en la hacienda los laureles, que está en Temozón norte. Se dijo que participarán los Estados de Tabasco, Quintana Roo, y Yucatán que tiene 15 equipos, además se contempla a Campeche, aunque esa entidad aún no confirma su participación.

Al respecto, señalaron que la Charrería en Yucatán se “atrasó” ya que la organización de Charros estaba en un cambio de directiva así como revisando las reglas para posteriormente aceptarlas y poder competir a nivel nacional

Al respecto, el Presidente de la Unión de Asociaciones de Charros en Yucatán, dijo que ya que el Congreso del Estado les otorgó el estatus de Patrimonio Intangible del Estado de Yucatán, es responsabilidad de la agrupación responder con resultados, es decir, realizar espectáculos y competencias.

Por último, mencionó que para entrar a ver las competencias no habrá ningún costo, lo único que hicieron fue permitir a las empresas vender sus productos, ya que no tiene nada de mala que promocionen sus marcas por medio de este deporte

 

Anuncios