www.charrovirtual.com

un mundo de información charra

Tema del portal

Charrería, una exhibición en donde los jinetes se juegan la vida


Indumentaria de los primeros charros | Historia de la charreríaMaría de Lourdes Castrejón Reyna

Aunque la Charrería es considerada como deporte nacional en México y la figura del charro es un símbolo asociado con la mexicanidad, lo cierto es que el primer contacto de los pueblos prehispánicos con el caballo se remonta a la época de la conquista cuando las hueste de Hernán Cortés desembarcaron, llevando con ellos 16 equinos. Pero si quieres saber un poco más de esta fiesta charra, no puedes perderte el siguiente artículo.

Pese al asombro que causó la presencia del caballo, poco a poco los indígenas fueron familiarizándose con este animal; sin embargo, durante los primeros años de la Colona se prohibió, tanto a nativos como mestizos, que poseyeran o incluso, que montaran un caballo. Prohibición que pronto fue quedando en el olvido, ante la imposibilidad de llevar a cabo las faenas en las grandes extensiones de las tierras agrícolas y ganaderas. Fue así como indios y mestizos comenzaron a elaborar la vestimenta y los arreos más apropiados para realizar sus labores, los cuales vendrían a ser los antecedentes de la figura del charro.

Es precisamente en el siglo XIX, cuando los terratenientes, poseedores de ganado y propietarios de grandes extensiones de tierra, prosperaron con el economía rural. Por lo que las incipientes haciendas tuvieron que emplear a centenares de peones, quienes organizaban faenas camperas que devenían en festejos y que se conocía como rodeos, que luego se denominarían jaripeos.

Para estos festejos eran invitados reconocidos charros, expertos en las lides de lazar, colear y jinetear el ganado, espectáculo en el que participaban los hacendados y era presenciado por sus familiares y la población de los alrededores. Luego del término de la fiesta se sacrificaban varios novillos para dar de comer a todos los asistentes, donde no faltaba el tequila y la música a cargo de un conjunto de mariachi.

Suertes en la Charrería | Historia de la charrería

Es así como durante la colonia y por supuesto la Independencia, el papel que jugó el caballo fue de suma importancia; consumada esta última etapa de la historia, la personalidad del charro, aguerrido y poderoso, surge imponente, tal como ahora lo conocemos y comienza a imponerse como símbolo de identidad del mexicano.

Durante la guerra de 1847, los charros, que usaban con maestría la reata y el machete fueron convocados para hacer frente al ejército invasor norteamericano y durante el porfiriato, un grupo conocido como los Rurales, ataviados con la clásica indumentaria de los charros hacían frente a los ladrones y asaltantes que asolaban el campo mexicano.

Traje de charro con bordados en oro y plata | Historia de la charrer

No es sino después de la Revolución Mexicana que como consecuencia del reparto agrario que muchas haciendas desaparecen o se fraccionan, lo que lleva a antiguos hacendados, caporales y vaqueros a buscar un lugar donde poder recrear las faenas campiranas que eran motivo de orgullo cuando las realizaban en las extintas haciendas. Así nacen las Asociaciones y los Lienzos Charros y la Charrería se convierte en deporte nacional y espectáculo sin precedentes

El atuendo del charro por su parte, tiene su antecedente más directo en aquellos que portaban los jinetes hispanos, quienes confeccionaban prendas verdaderamente extraordinarias, con adornos de plata y oro; mientras que a los sombreros se les fueron agregando cordados distintos para homologarlos con los trajes, sobre todo dibujos de flores, águilas o serpientes, todos en plata u oro.

Paso de la muerte, suerte en la Charrería | Historia de la charreria

Actualmente la fiesta charra, inicia con el desfile general de los charros participantes y de las Adelitas de alguna Escaramuza, quienes recorren en sus corceles el ruedo y rinden honores a la bandera, para dar paso a la ejecución de diferentes suertes, entre las que destacan la Cala de Caballo, el Pialar, el Coleadero, la Jineteada de Toro, la Terna, el Jineteo de Yeguas, las Manganas y el Paso de la Muerte.

La Charrería, un festejo que con el tiempo fue cobrando gran arraigo en nuestro país, conforme las asociaciones de charros fueron extendiéndose en el país, dando lugar a la Charrería organizada, la cual es considerada como el deporte nacional por excelencia, donde los jinetes demuestran su valentía haciendo alarde de habilidades ecuestres en donde ponen en riesgo su vida.

Apenas el año pasado, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró a la charrería mexicana como Patrimonio inmaterial de la humanidad, al reconocerla como un elemento fundamental en la identidad y patrimonio cultural de nuestro país.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: