JAVIER RODRÍGUEZ ACEVEDO | NTRZACATECAS. COM

Guadalupe.- El herradero es una de las faenas propias del campo, que aún se estila de manera campirana, sin tecnología alguna, simplemente con sogas para lazar el vacuno.

Se requiere mucho entusiasmo y suerte para hacer las cosas lo más rápido posible, ya que el intenso sol merma las condiciones de los participantes, esto en la Finca Los Ochoa, ubicada en la comunidad El Bordo, en Guadalupe, Zacatecas, espacio donde preservan estas tradiciones.

El fuego listo, el fierro de herrar al rojo vivo y… ¡todos a lazar!, bajo la voz cantante de don Efrén Ochoa, quien, junto a sus hermanos, hijo, sobrinos y amigos, hace una verdadera fiesta de esta campirana faena.

Don Efrén comentó:

“Cada año, en febrero, descornamos, vacunamos, herramos, realizamos la fiesta, donde, además, también la familia y amigos se enseñan a trabajar estas faenas del campo; ya hay poca gente que hace este trabajo, la tradición se está acabando.

Poca gente realiza esta faena, ya que la mayoría lo realiza con “chut”, pero a lo tradicional, a lo ranchero, como se hacía en las haciendas, ya son pocos los que trabajan de esta manera.

El lazo, el pial, todo a pie, los muchachos no son charros, son hijos de charros; después de la faena ranchera, la faena del campo, a algunos valientes les quedan energías para jinetear algún becerro o vaquilla brava.

Los grandes ganaderos ya tienen todo acondicionado, nosotros lo hacemos de esta manera, más que nada por enseñarles a los muchachos, que se alejen de las drogas; aquí florean, lazan y hacemos algo para preservar nuestras tradiciones.

Queremos alejar a nuestra juventud de los grupos delictivos, ojalá y sirvamos para quitar de los vicios a esta juventud que está medio desviada, ya que se le hace más fácil andar en esas cosas… nosotros cooperamos con nuestra tradición”.

 

Anuncios