*PARA LOS QUE DESEAN APRENDER

La edad de los caballos puede determinarse con cierta exactitud hasta los cinco años, examinando los dientes incisivos y los molares.

Si se cuidan sus miembros y sus dientes, un caballo puede vivir y trabajar muchos años.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Reconocer los dientes temporales (de leche) de un caballo.
2. Reconocer los dientes permanentes.
3. Reconocer el surco de Galvayne.
4. Determinar la edad de los caballos.
5. Conocer los problemas de los dientes en los caballos.

Dientes temporales (de leche) de los caballos

El potro al nacimiento sólo tiene dos dientes incisivos en cada mandíbula y a medida que crece emergen otros dientes de leche. Los potros tienen 24 dientes temporales, que son mucho más pequeños que los permanentes.

Mandíbula superior: 6 dientes incisivos y 3 molares en cada lado
Mandíbula inferior: 6 dientes incisivos y 3 molares en cada lado

Dientes permanentes

Cuando necesite ver los dientes del animal, separe sus labios y observe los incisivos, pero para observar los molares tendrá que sacarle y tirar de la lengua (véase la Lección 36).

El caballo tiene de 36 a 40 dientes permanentes:

• Dientes incisivos: 6 dientes en cada mandíbula
• Dientes molares: 6 dientes a cada lado de ambas mandíbulas
• Caninos (colmillos): dientes largos y agudos situados en el hueco entre los incisivos y los molares; hay cuatro en total, uno a cada lado de las dos mandíbulas superior e inferior

Los caninos emergen cuando el caballo tiene 4 años. Son grandes en los caballos, pero muy pequeños o ausentes en las yeguas.

Cómo determinar la edad de los caballos

Los dientes en las mandíbulas superior e inferior son semejantes.
(1) Nacimiento: 2 dientes incisivos temporales
(2) Un mes de edad: 4 dientes incisivos temporales y 3 molares temporales a cada lado
(3) De los seis a nueve meses: 6 incisivos temporales
(4) Al año: 4 molares
(5) Al año y medio: 5 molares
(6) A los dos años y medio: 2 dientes permanentes sustituyen a 2 temporales
(7) A los tres años y medio: 4 dientes incisivos permanentes
(8) A los cuatro años: 4 caninos y 6 molares
(9) A los cuatro años y medio: 6 incisivos permanentes

Cómo determinar la edad de los caballos

De los 6 a los 25 años el punto de contacto de los dientes incisivos y el descaste de su superficie de contacto (corona) indica la edad de los animales.

Cómo determinar la edad de los caballos

Surco de Galvayne

Sirve para indicar la edad del caballo entre los diez y los treinta años. Aparece a los diez años como un pequeño canal en la cima del ángulo del diente. A los 15 años ya llega a la mitad del diente y a los 20 alcanza su base. Entonces comienza a llenarse y a los 30 el surco ha desaparecido.

Cómo determinar la edad de los caballos

Problemas de los dientes

A medida que los equinos trituran o muelen sus alimentos, los bordes de los dientes se vuelven cortantes y pueden lesionar la lengua o el interior del carrillo. Si observa que un animal tiene dificultades para comer, ábrale la boca tirando de la lengua (véase la Lección 36) y compruebe con el dedo el estado de los dientes del animal. Quizás necesite un veterinario que se los lime.

Deberá observar los dientes varias voces al año. Recuerde que para los equinos es esencial que los dientes y los cascos estén en buenas condiciones.

Lección 39: Cuidado de los cascos, herrado y cojeras

El casco de los equinos es una zona muy sensible y debe examinarse frecuentemente.

Un animal bien alimentado y fuerte no es bueno si su casco es malo.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Cual es la estructura del casco de los equinos.
2. Cómo mantener sanos los cascos.
3. La importancia de herrar los animales.
4. Reconocer las cojeras de los equinos.
5. Tratar los animales cojos.

El casco de los equinos

La pata de los animales equinos tiene tres huesos: caña, cuartilla y tejuelo. Lo que vemos del casco es la pared cuya base es la planta.

Figura

Cómo mantener sano el casco

El animal debe acostumbrase a que se le levante la pata. Limpie la planta del casco eliminando el barro y el estiércol. Si no se eliminan estos materiales, la humedad que contienen provocan la infección de la planta.

Cubra con regularidad la pared del casco con grasa o aceite para mantenerla untuosa. Esto evitará que se agriete.

La importancia del herrado

La tapa del casco crece como crecen las uñas de su mano. Se desgasta a medida que el animal camina. Cuando los animales pasean o trabajan en superficies duras, como cemento, asfalto y caminos montañosos, el casco puede desgastarse más rápidamente de lo que crece. En este caso el herrado protege el casco. Si se hierra un animal, las herraduras deben quitarse cada seis semanas para poder eliminar el crecimiento extra del casco.

El herrado y engrosamiento del casco evitan que se agriete. Contacte con el herrador cada vez que necesite herrar los animales o cuando cojeen debido a problemas de las herraduras.

Cojeras

La cojera es un caminar anormal debido a lesiones o enfermedad.

Recuerde que puede ser difícil descubrir el punto de la cojera del animal y cuál es la causa. Para identificar el miembro cojo deberá proceder como sigue:

• Encabestrar el animal y pedir a alguien que lo haga caminar.
• Para observar los miembros anteriores, pídale a su ayudante que haga trotar al animal (caminar más de prisa que andando) hacia usted; el animal cojo sube y baja la cabeza al trotar. La levantará cuando el miembro cojo toca el suelo.
• Para observar los miembros posteriores, el animal debe trotar alejándose de usted. Observe el dorso del animal y verá que lo levanta cuando el miembro cojo toca el suelo.
• Examine el miembro cojo por si presenta alguna herida inflamación o dolor.
• La cojera generalmente se debe a un problema del casco.

Figura

Tratamiento de los animales cojos

Pida consejo a su veterinario, aunque a veces podrá resolver el problema usted mismo.

• A veces, la cojera se debe a una infección de la planta del casco. El casco está dolorido y se forma pus (secreción amarilla). Limpie la herida y aplíquele tintura de yodo. Deje descansar al animal sin hacerlo trabajar.
• Una grieta en la pared del casco puede causar cojera que se cura engrasándolo y herrándolo bien.
• La plata del casco puede infectarse y estar húmeda, negra y maloliente. Esto se denomina aguadura y se observa en los animales mantenidos en condiciones húmedas. Elimine el material infectado y aplique a la zona formalina o tintura de yodo (véase R4 Anexo 1).

 

Lección 40: Cólico (torzón)

El cólico o torzón es un dolor del vientre aque puede ser continuo o intermitente.

Son muchas las causas del cólico, como gusanos parásitos, mala alimentación, y beber apara demasiado pronto después del trabajo.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Cuándo un animal padece cólico.
2. Conocer las causas del cólico.
3. Cómo prevenirlo.
4. Cómo tratarlo.

Cómo reconocer el cólico

El cólico o torzón es el nombre del dolor abdominal y es corriente en los equinos. Los síntomas del cólico son:

• El animal se golpea el vientre.
• Repetidamente se tumba y se levanta, se revuelca y se sienta sobre sus cuartos posteriores como un perro.
• El animal suda.
• El dolor puede ser continuo o intermitente.

Si un animal presenta estos síntomas tome su temperatura (véase la Lección 4) y su pulso. En los caballos, si la temperatura supera los 39, 5°C y las pulsaciones son más de 60 por minuto la situación es muy grave y debe buscar un veterinario inmediatamente.

Causas del cólico

Son varias las causas del cólico:

• Gusanos parásitos del sistema digestivo.
• Los dientes del animal están estropeados y no puede masticar bien los alimentos.
• El animal ha pastado en un terreno arenoso; la arena produce cólico.
• El animal ha comido demasiado grano.
• Beber agua cuando hace calor y el animal está cansado después de trabajar.

Prevención del cólico

Se puede prevenir el cólico de la siguiente manera:

• Tratando con regularidad al animal para librarlo de gusanos parásitos (véase la Lección 41).
• Vigilando los dientes del animal; pida a su veterinario que lime los dientes afilados.
• No dando de beber a los animales cansados, calurosos y sudorosos.
• No suministrando demasiado grano al animal.

Qué tratamiento dar a un caballo con cólico

Pasee al animal dándole unas cuantas vueltas sin permitirle comer nada. Déle un brebaje de sulfato de magnesio o aceite mineral en agua (véase R22 Anexo 1). Recurra al veterinario.

Lección 41: Parásitos internos de los equinos

Los equinos padecen de enfermedades causadas por diversos gusanos parásitos del intestino que en ocasiones pueden encontrarse en las heces o boñigas. En el estómago viven las larvas de la mosca estro del caballo que también se encuentran en las heces.

Los parásitos ocasionan pérdidas de peso y malestar. En los potros pueden causar diarrea. Las infestaciones par gusanos originan con frecuencia cólicos y pueden dar lugar a la muerte del animal.

Los gusanos pulmonares ocasionan problemas respiratorios y son corrientes en los asnos de los que se contagian los caballos.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Cuáles son los gusanos parásitos que infestan a los equinos.
2. Qué problemas crean los gusanos parásitos en los equinos.
3. Cómo tratar las infestaciones de gusanos.
4. Cómo controlar las infestaciones de gusanos de los equinos.
5. Reconocer la mosca estro del caballo y su importancia.

Gusanos parásitos de los equinos

Son varios los gusanos que infestan el intestino de los equinos. El más largo es una lombriz que puede alcanzar los
30 cm de longitud y produce millones de huevos que sobreviven mucho tiempo en los pastizales.

Los gusanos rojos (hasta 3 cm de longitud) son lombrices que también se encuentran en el intestino. Viven cierto tiempo en el hígado y en las principales arterias que conducen la sangre al intestino. Por último, pasan al intestino de cuya pared se alimentan. Con frecuencia se ven en la heces gusanos blancos de hasta 25 cm de longitud que tienen colas largas y delgadas. Son los llamados “gusanos látigo” que viven en el intestino y ponen sus huevos alrededor del ano del hospedador en donde se desarrollan antes de caer al suelo.

Los gusanos pulmonares infestan los pulmones y son corrientes en los asnos que pueden estar muy parasitados. Al toser, los huevos pasan a la boca siendo tragados y saliendo al exterior con las heces.

Gusanos parásitos de los equinos

Problemas causados por las infestaciones de gusanos

Los lombrices grandes son poco frecuentes en los animales mayores de 4 años. Son un problema en los potros y pueden causar pérdidas de peso, pelo sin brillo, mal estado general y cólico por bloqueo del intestino. Los gusanos jóvenes al moverse por el pulmón producen tos y los lesiona, permitiendo que se desarrollen infecciones.

Los gusanos rojos chupan la sangre y dañan gravemente la pared del intestino. Al atravesar los vasos sanguíneos originan importantes lesiones que dan lugar a debilidad y bloqueo vascular. Los gusanos pueden causar cólico que es a menudo mortal si no se trata.

Los gusanos látigo producen irritación en la región anal, poniendo nervioso al animal y haciendo que se rasgue la cola contra una pared, poste, etc. Los animales infestados no se nutren convenientemente y pueden perder vigor.

Los gusanos pulmonares pueden encontrarse en gran número en los asnos sin que éstos manifiesten síntoma alguno. Sin embargo, el asno contagia al caballo que presentará problemas pulmonares, tos y exudación nasal. Las infestaciones masivas matan a los caballos.

Tratamiento de los animales infestados

Los gusanos adultos se destruyen suministrando a los animales un brebaje que contenga fenbendazol. El haloxón puede emplearse para eliminarlos gusanos del intestino (véase R12, Anexo 1).

Prevención de la infestación por gusanos

Hay varias formas de disminuir las posibilidades de contagio de los animales:

• La eliminación de las boñigas de los pastos disminuye el números de huevos que los contamina.
• Si además pastan otras especies animales lo hacen despue’s de los caballos, se disminuye la contaminación del pasto. Los rumiantes no son atacados por los parásitos del caballo.
• Los establos deben mantenerse limpios y las boñigas sacarse todos los días al estercolero. Cualquier huevo que haya en las boñigas se destruirá por el calor que se origina en la fermentación del estiércol. Revolviendo y mezclando el estiércol cada una o dos semanas nos aseguramos de que el calor llegue a todos los huevos y los destruya.
• El tratamiento periódico con antihelmínticos (cada 3 meses a ser posible) disminuye el problema de los gusanos.

La mosca estro del caballo

La mosca estro del caballo deposita sus huevos en los pelos de las partes bajas de los miembros, de la espalda y alrededor de la boca. Eclosionados los huevos, el animal ingiere las larvas al lamerse. Pasan al estómago donde las larvas rojas (reznos) pueden vivir hasta un año. Las larvas salen al exterior con las heces, penetran en el suelo, donde se transforman en insectos adultos.

Las moscas adultas molestan al hospedador y las larvas lesionan su estómago, pero no constituye un problema tan grave como el de las lombrices. La mosca estro del caballo puede eliminarse administrando al animal un brebaje que contenga haloxón (véase R12, Anexo 1).

La mosca estro y Larva en las boñigas

 

Lección 42: Alteraciones de la piel y del pelo de los equinos

Los equinos pueden padecer diversos problemas de la piel y del pelo, como sarna, tiña e infecciones por otros gérmenes.

Estos males les producen gran irritación y pueden dar lugar a una pérdida general de vigor y a una disminución del rendimiento en el trabajo.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Reconocer la sarna de los equinos.
2. Las infestaciones por piojos.
3. Los problemas producidos por garrapatas y moscas.
4. La tiña de los equinos.
5. La alopecia dorsal, dermatofilosis y dermatitis pedal.

Sarna de los equinos

Diversos ácaros (como arañas muy pequeñas) pueden infestar los equinos y producirles sarna. Son varias las partes del cuerpo que pueden quedar afectadas y que se conocen como:

• Sarna corporal (comienza por la cabeza y el cuello y se extiende por todo el cuerpo).
• Sarna con picazón de las patas o miembros.
• Sarna de las orejas.

La sarna produce una grave irritación, costras y lesiones en la piel y pérdida de peso. La irritación dificulta el pertrechar a los animales y hacerles trabajar. La sarna corporal produce debilidad general y puede ocasionar la muerte.

El ácaro causante del problema sólo podrá identificarlo su veterinario examinando al microscopio las costras de la piel. Puede tratarse con un preparado que contenga hexaclorogammabenzeno (véase Lindano, R15, Anexo 1).

El establo, los arneses y el equipo de aseo animal deben limpiarse muy bien y a ser posible desinfectarse. Recuerde que algunos ácaros de la sarna pueden contagiar a las personas, por lo tanto, lávese bien las manos después de haber tocado animales infestados.

Infestaciones por piojos

Los piojos chupan la sangre o muerden la piel. Generalmente se encuentran alrededor de la base de la cola o en la cría (pelo del borde superior del cuello). Producen irritación y pérdida de pelo, pero pueden tratarse fácilmente con hexaclorogammahexano (véase lindano, R15, Anexo 1).

Garrapatas

Hay varios tipos de garrapatas que se alimentan de los equinos, atacándoles en las patas, el vientre y las orejas. Chupan la sangre y pueden transmitir ciertas infecciones de unos animales a otros. Las garrapatas pueden eliminarse arrancándolas con la mano, pero a veces permanecen en el animal los órganos bucales y pueden producirle infecciones. Por ello, se eliminan mejor quemándoles el dorso con un cigarrillo encendido lo que hace que se desprendan del hospedador.

Moscas

Los equinos son molestados por las moscas que tratan de alimentarse con su humedad corporal y sangre de los primeros. Los animales irritados sacuden la cabeza y cocean.

Si un animal tiene una herida abierta, las moscas depositan sus huevos en su proximidad y las larvas que originan se alimentan de la sangre y de la carne. Deberá eliminarse cualquier larva que se observe y las heridas se limpiarán y tratarán convenientemente con tintura de yodo, violeta de genciana, Dettol o un polvo o pulverización de antibiótico e insecticida (véase R1, 5, 8, Anexo 1).

Tiña

La tiña produce costras blancas, redondas y pérdida de pelo. Puede afectar a cualquier parte del cuerpo y las lesiones pueden agrandarse hasta unirse unas con otras. Produce irritación y se trata lavando las costras con solución de yodo. Si persiste la infección pídale consejo a su veterinario y recuerde que la tiña puede contagiarse a las personas, por lo que después de haber estado en contacto con los animales enfermos deberá lavarse bien las manos.

Dermatitis del pie, dermatofilosis y alopecia dorsal

Estas enfermedades son producidas por el mismo germen que infesta la piel cuando se ablanda por haber permanecido húmeda demasiado tiempo. La dermatitis del pie y la dermatofilosis se presentan en las regiones del menudillo y consisten en la aparición de costras y grietas de la piel que originan pus. La alopecia dorsal se manifiesta en forma de pequeñas costras que aparecen en el dorso, espalda y cuello cuando los animales se han dejado bajo la lluvia mucho tiempo.

El tratamiento consiste en eliminar las costras y tratar las heridas con un antiséptico (véase R1, Anexo 1). Las zonas afectadas deben secarse completamente y la enfermedad se evita secando a los animales cuando se moja si piel.

Dermatitis del pie, dermatofilosis y alopecia dorsal

 

Lección 43: Celo (estro o calores), cubrición y preñez

El celo (estro) es el periodo durante el cual la hembra desea al macho.

Después de una cubrición con éxito la hembra queda preñada. La gestación dura 11 meses en la yegua y 12 en la burra (asna).

Asnos y caballos pueden cruzarse para producir burdéganos y mulos.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Reconocer el celo y sus manifestaciones en los equinos.
2. Cruzar los equinos.
3. Cómo se desarrolla la gestación.
4. Cuidar al animal en gestación.
5. Cómo se obtienen los burdéganos y mulos.

Cómo reconocer el celo en los equinos

La burra y la yegua entran en celo en primavera o a principios de verano.

La yegua entra en celo por primera vez aproximadamente a los 18 meses. Sin embargo, no debe permitirse que la yegua se aparee (sea cubierta) hasta que tenga 3 años, para que el parto tenga lugar a los cuatro años de edad. La burra (asna) entra en celo por primera vez cuando tiene un año. La yegua está en celo siete días mientras la burra varia entre 2 y 7. Durante este tiempo, la hembra acepta al macho. Lo mejor es cubrir los animales en los 2 últimos días del celo. Los signos del celo son muy claros. La hembra orina con frecuencia y de su vagina sale una secreción mucosa; muestra un gran deseo de aparearse.

Si la cubrición no tiene éxito y por tanto no hay gestación la yegua entra de nuevo en celo 14-16 días más tarde, mientras que la burra lo hace a las 2-3 semanas.

Apareamiento (cubrición)

Es muy importante elegir un buen macho para el apareamiento. Para conseguir un buen potro se necesitan buenas características genéticas de ambos padres (véase Anexo 4).

Si dispone de buenos caballos, será conveniente aplicar el torcedor a la yegua y trabarla antes de acercarla al garañón, para que no pueda cocearlo ni lesionarlo (véase la Lección 37).

Gestación (preñez)

La gestación dura 11 meses en la yegua. Durante los últimos tres meses de gestación presenta un abdomen más ancho. La ubre se desarrolla en el último mes de gestación. La burra está preñada 12 meses. Los animales gestantes no deben correr ni trabajar en los últimos tres meses.

Cuidado de los animales en gestación

El animal en gestación debe alimentarse bien sobre todo en los tres últimos meses, ya que el potro puede morir si la madre no está bien alimentada.

Burdéganos y mulos

El padre de un burdégano es un caballo y la madre una burra. El tamaño del burdégano depende del de su madre, cuanto mayor sea esta, más grande será el primero. La madre de un mulo es una yegua. Los mulos son animales poderosos, mientras los burdéganos tienen aguante o resistencia.

Anuncios