charreria
  • R.Ramírez/Igavec

Huajuapan de León, Oax.- Las escaramuzas Joyas de la Mixteca, difunden y fomentan el folklor de la charrería por diversas comunidades de la región, realizando sus tradicionales cabalgatas, dando muestra de su destreza sobre sus caballos, luciendo su tradicional vestimenta de ranchera o china poblana, engalanando así las fiestas del pueblo.

Joyas de la mixteca, cabalgaron hacia la comunidad de San Francisco Yosocuta, donde participaron en las actividades en honor a la virgen de Lourdes, causando la expectación de los pobladores ante lo inusual de ver mujeres de a caballo realizando sus faenas sobre la montura.

Para San Francisco Yosocuta, la visita de las adelitas de Joyas de la Mixteca, fue la primera ocasión que acompañaron a la calenda o procesión de Nuestra Señora de Lourdes, exhibiendo sus imponentes caballos y su manejo, llamando la atención las pequeñas jinetes, las escaramuzas, pedagógica- infantil Joyitas de la mixteca, que cuentan entre 4 y 12 años de edad.

Debido a que la actividad religiosa concluyó cuando la oscuridad empezaba a envolver las calles de la comunidad, a las activas escaramuzas, no les fue posible realizar actos de rutina como la coladera, el peine y la escalera entre otros, solo equilibrios sobre el caballo al ritmo de la música y ligeros bailes, describe.

Continuando con sus actividades, Joyas de la Mixteca, también cabalgaron en el poblado Rancho Castillo, dando alegría a la festividad en honor a la virgen de Guadalupe, fomentado el deporte charro, modelando sobre sus jamelgos sus coloridos vestidos y su sobrero de charro y bailando el caballo con singular destreza, lo cual podrían clasificarse como actividades ejecutadas solos por varones.

Las ocho escaramuzas que integran el grupo, terminaron su intensa actividad charras que inicio desde el pasado jueves en Yosocuta, Rancho Castillo y este domingo en Tezoatlán de Segura y Luna, al participar en la calenda en honor a Nuestra Señora de los Dolores, sin faltar las pequeñas joyitas escaramuzas.

La charrería se instituyó como deporte en 1933, cuando el presidente interino de la republica Abelardo L. Rodríguez promulgó la ley deportiva en la que se incluyó la charrería como deporte nacional y posteriormente el presidente Pascual Ortiz Rubio, decretó que el traje charro sería símbolo de la mexicanidad y debería ser portado con dignidad y honor, como así lo portan las escaramuzas que en estos actos religiosos representaron a Huajuapan.

Desde esas décadas, las actividades tradicionales de los rancheros se convirtieron en deporte y la sola presentación de caballos y jinetes ya es toda una fiesta y más tratándose de las escaramuzas que que son dignas de toda admiración en las comunidades que visitaron.

Anuncios